Últimamente son ya varias las marcas las que están decidiendo incrementar los precios de sus bicicletas, pero… ¿por qué?, ¿cuáles son las causas que lo provocan?

Como os podéis imaginar, no es una cosa que se haga al azar.

Evidentemente todas las marcas quieren vender más bicicletas y ser más competitivas para aumentar su cuota de mercado.
Tener que subir los precios hace que haya menos público que pueda acceder a sus bicicletas, por lo tanto, es un perjuicio para ellos mismos.

En la actualidad, vivimos en un momento convulso con muchos cambios que no solo afecta al sector de la bicicleta, sino a todos los ámbitos de la vida.

Esto hace que tanto marcas, como proveedores de repuestos, como las propias tiendas de bicicletas, tengamos que adaptarnos a estas nuevas exigencias donde la bicicleta se ha vuelto aún más popular y no solo a nivel nacional, sino que es una tendencia a nivel mundial.

Es por esto que todo el sector de la bicicleta se ha visto envuelto en una falta de stock de todos los productos.

Para las grandes marcas del sector, la única manera de poder hacer frente a esta alta demanda, es aumentando su producción.

Para hacer frente a esta alta demanda es necesario aumentar la capacidad de fabricación tanto a nivel de personal como a nivel de la propia materia prima, maquinaría, almacenamiento. Esto provoca que el coste del mismo producto sea superior con el fin de que el plazo de entrega sea más ajustado.

Este cambio en una gran empresa no es fácil de llevar a cabo de una manera rápida. Requiere de trabajadores muy especializados, aumento de la maquinaria, de la propia creación de una línea de gestión y de montaje nueva.

Otro cambio, del que apenas se ha hablado, son los precios del transporte de las mercancías. Cada mes que pasa están batiendo auténticos récord. Han llegado a multiplicarse hasta por 10 el contrato de espacio en un barco y es prácticamente imposible conseguir un contenedor.

Esto es debido al desequilibrio comercial entre el Pacífico y el sur de Asia por un lado y América del Norte y la Unión Europea por otro.

China ha dejado de importar grandes volúmenes de productos estadounidenses, pero EE. UU. sigue importando grandes cantidades de productos chinos. Es decir, no todos los contenedores que viajan de China a EE. UU. hacen el viaje de vuelta, con lo cual, al quedarse en EE.UU, hay menos unidades en China.

Estos mismos problemas de nivel económico, también afectan al nivel de suministros de cientos de pequeños componentes para realizar el montaje de una bicicleta (horquillas, sillines, ruedas…) y de ahí los grandes retrasos que está sufriendo la industria.

Por un lado, hay escasez de contenedores y un aumento de las tarifas, y por otro lado, muchos puertos en todo el mundo están congestionados con una acumulación de contenedores.

Estos son algunos de los motivos por los que la mayoría de marcas de bicicletas se han visto obligados a adaptar el precio de su producto a los costes reales de mercado.

¿Y vosotros?, ¿sabéis algún otro motivo destacable?