Montar en bicicleta es relativamente fácil, somos muchas las personas en las que en su mayoría han empezado a montar cuando eran pequeñas, pero… ¿y montar en bicicleta en grupo?

Existen una serie de señales que se hacen para ir avisando a los que tenemos de atrás de obstáculos en la carretera puesto que en la gran mayoría de las ocasiones en muy difícil averiguar, si vamos detrás de gente, qué nos vamos a encontrar. Por eso existe una especie de código no escrito entre los ciclistas para informar al respecto.

Índice de contenidos:

Normas no escritas

Toda aquella persona que se inicia en el ciclismo, va a empezar a ver gestos en otras personas que inicialmente le van a sorprender y quizás no entiendan los motivos, pero con el tiempo, han surgido ciertos gestos que se tienen con otros ciclistas y que de alguna manera pertenece a la idiosincrasia ciclista. Os contamos:

  • No cuesta nada saludar cuando te cruzas a un ciclista o cuando lo adelantas, es simplemente por educación, ningún ciclista es superior a otro.
  • Es importante que si vamos montando y nos encontramos a otro ciclista parado en la carretera, como mínimo preguntar si necesita ayuda, puesto que el próximo día podríamos ser nosotros los que la necesitemos.
  • Cuando circulemos en grupeta, es importante ayudar a todos tus compañeros. Si un compañero tiene un problema, siempre hay que ayudarle, ya sea un pinchazo o cualquier otra avería.
  • Si tenemos un problema nosotros cuando vamos en grupeta, es importante avisar y no quedarnos atrás, así nos ayudarán y esperarán, y no tendrán que volver a buscarnos si no se hubieran percatado.
  • Es muy importante que nunca tiremos basura al suelo. Debemos ser cívicos y si nos tomamos un gel o una barrita, siempre guardar el envoltorio en el bolsillo.
  • Si te encuentras a un ciclista que te adelanta, avisa de que te pones a rueda para evitar posibles conflictos por si a ese ciclista, por cualquier motivo no le conviene o apetece que vayas a rueda.
  • Cuando montas con alguien y entrenas con otra persona, adáptate al entrenamiento y ve igual que tu compañero, sin ir metiendo rueda todo el rato porque al final resultará incómodo a la hora de entrenar bien.
  • A la hora de dar relevos, hay que mantener la velocidad que llevamos, puesto que seguramente nuestro compañero que va delante irá con las piernas más cansadas y si cambiamos de ritmo y aumentamos la velocidad, podemos hacer un látigo muy duro que puede no ser agradable.

Señales de circulación

No debemos olvidar que mientras montamos en bicicleta somos otro vehículo más y como consiguiente hay unas normas de circulación y unas señales que debes conocer a la hora de montar en bici:

Señales para Reducir, Levantarse y Parar la bicicleta

Disminuir la velocidad

Sobre todo cuando vamos en grupeta, para avisar a los demás ciclistas de que vas a reducir la velocidad, debes extender el brazo con la palma de la mano mirando hacia abajo y realizar movimientos cortos con la mano arriba y abajo.

Es importante sobre todo cuando hay cruces, algún semáforo o algún problema delante de nosotros que nos haga disminuir la velocidad.

Este movimiento debemos realizarlo con antelación para que los demás compañeros tengan tiempo de reacción y puedan disminuir la velocidad sin problema.

Parar / detenerse

Cuando circulamos en grupo es muy importante hacer saber a los compañeros de detrás que vamos a parar y poder evitar tener algún choque.

Igual que antes, esta señalización la debemos realizar con antelación, para que los ciclistas que van detrás de ti tengan tiempo de reacción y puedan parar correctamente.

Para realizar esta señalización, debes levantar la mano izquierda o derecha por encima de la cabeza con la palma mirando hacia el frente. Sería adecuado realizar pequeños movimientos con la mano para incrementar la visibilidad.

Girar a la izquierda o a la derecha

Esta es una de las señalizaciones más importantes que debemos conocer.

Cuando señalicemos un giro, permitiremos a cualquier usuario que circule por la vía conocer por dónde vamos a continuar nuestro camino.

Para señalizar que vas a girar hacia la izquierda debes extender el brazo izquierdo, mientras que si extiendes el brazo derecho representa un giro hacia la derecha.

Siempre que podamos, es recomendable realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo con el brazo para que se nos vea mejor.

Levantarse en la bici

Cuando nos levantamos en la bicicleta a la hora del pedaleo, es importante señalizarlo extendiendo los codos de tus brazos y moverlos simultáneamente en forma de aleteo.

Así avisaremos a nuestro compañero que nos vamos a levantar y que nuestra velocidad podrá verse reducida durante un mínimo instante justo el momento en el que nos levantamos, evitando que si va alguien a rueda tenga algún percance porque toque su rueda delantera con la nuestra trasera, haga ese famoso «afilador» y pueda irse al suelo debido al desequilibrio.

Presencia de baches

La mayoría de carreteras interurbanas están llenas de baches, por este motivo debes estar muy atento cuando entras en ciudad y alertar a tus compañeros de la presencia de uno de esos baches que pueden causar un susto o una caída.

Para asegurarnos de que la grupeta pueda esquivar el bache o amortiguarlo correctamente, debemos extender el brazo y hacer un movimiento hacia arriba repetidas veces con la mano.

Presencia de obstáculos en la calzada

Cuando vamos montando en grupeta, nos resulta muy complicado ver lo que hay en la calzada. Por eso, es muy importante que los ciclistas que están al frente del pelotón o grupeta, alerten de cualquier obstáculo o desperfecto que pueda haber en la calzada.

El aviso debe ser comunicado a todos los demás ciclistas del grupo, en «efecto dominó«.

Para alertar de la presencia de que hay algo en la calzada que dificulta el paso, lo que se debe hacer es extender el brazo y señalar hacia donde se encuentra el objeto a la vez que te separas un poco del objeto para facilitar el paso (y no chocar o tropezar con ello claro..).

En la calzada encontramos a veces suciedad, arena o algún derrame de aceite, pueden causar perdida de tracción de tu bicicleta. Lo que debemos hacer es extender el brazo con la palma de la mano hacia abajo y realizar movimientos laterales.

Si el obstáculo que nos encontramos es grande, es decir, un coche, otro ciclista que va más lente y debemos adelantar.. la señal que debemos hacer es agitar el brazo por detrás de la espalda e indicar la dirección por la que lo vamos a adelantar.

Facilitar a los vehículos a realizar un adelantamiento

Cuando estamos sobre la bici y tenemos un coche detrás, es probable que tenga problemas de visibilidad o duda en qué momento adelantarnos.

Debemos facilitar dicho adelantamiento a los coches siempre que podamos, deberemos acercarnos lo máximo posible al arcén.

Cuando no venga ningún vehículo de frente, deberemos extender el brazo izquierdo y darle paso haciendo movimientos hacia delante y hacia atrás.
Gracias a esto, evitaremos posibles incidentes y retenciones detrás de nosotros.

 

¿Realizáis algún otro movimiento que no hayamos indicado nosotros aquí? Dejadlo en las comentarios y los añadiremos.