¿Qué elemento más importante de seguridad puede tener una bicicleta como son sus frenos? Este componente no debemos pasarlo nunca por alto, pues es el responsable de detenernos cuando más lo necesitamos, así que tomad nota en lo que os vamos a contar para que lo llevéis siempre en óptimas condiciones además de evitar averías.

Índice de contenidos

  1. Tipos de líquido de frenos
  2. Después de sangrar los frenos, ¿qué hacemos?

Freno Disco Magura

Si tu bicicleta monta frenos de disco hidráulicos, (que ya es una gran mayoría) tienes que saber que por lo menos una vez al año, o incluso cada 6 meses, debes realizarles un mantenimiento.

Este consiste en cambiar el líquido de frenos y renovarlo por completo. Aprovecha también para echar un ojo al desgaste de las pastillas y del propio disco de freno.

Tipos de líquido de frenos

Dependiendo de la marca de frenos que utilicemos, llevan un tipo de líquido específico:

  • Mineral: Para Shimano nos vamos a encontrar el líquido mineral, nos vale tanto el de la marca de Shimano, que sería el más recomendable, aunque tenemos otras marcas que trabajan líquidos minerales.
  • Sintético: Si nuestros frenos son Sram o AVI llevará un líquido sintético DOT4 y DOT5.1.

Otras marcas como Tektro o Magura, tienen también sus propios líquidos minerales. En el caso de Tektro es un líquido mineral como el de Shimano y en el caso de Magura al ser también líquido mineral, podemos usar el de Shimano, pero os recomendamos el uso de su propia marca. Se llama Royal Blue, tiene un color más azulado y harán que tus frenos funcionen de mejor manera.

Normalmente los frenos con líquido mineral son más fáciles de purgar ya que el aire sale con mayor facilidad.

Para sustituir el aceite de los frenos debes saber cómo purgar los discos de la bicicleta.

Proceso Sangrado Freno Hidraulico Shimano

 

En el caso de los frenos con aceite sintético esta operación es algo más compleja. Necesitaremos dos jeringuillas, paciencia y un poquito mas de cuidado, ya que el aire es más difícil que salga.

Respecto a Sram, en la pinza llevan un conector especial, que es un conector rápido. Este lo necesitaremos para hacer la tarea de purgado y sangrado del circuito de freno.

Una vez que hayamos terminado el proceso completo, es muy importante que el líquido de frenos sucio lo reciclemos. Debemos cuidar el Medio Ambiente.

Después de sangrar los frenos, ¿qué hacemos?

Cuando ya tengamos sangrado el circuito de frenos, debemos revisar ciertos puntos del sistema de frenado. Entre ellos se encuentra:

  • El latiguillo: este debe encontrarse en buen estado (que no este pellizcado ni cortado en alguno de sus tramos).
  • Las pastillas: tendremos que revisar que no estén desgastadas, cristalizadas o contaminadas.
  • El disco: también debemos revisar su desgaste, ya que a la hora de frenar tendemos a ir quitándole material poco a poco. Hay que revisar el grosor de este. Mirad que no esté, quemado, sucio o contaminado por aceite o suciedad.

Si vuestras pastillas están ya para cambiar tenéis que saber que hay diferentes tipos en el mercado. Da igual la marca siempre que sea para ese modelo de freno, pero lo que si que tenéis que tener en cuenta es el compuesto de la pastilla, ya que hay orgánicas, metálicas o semimetálicas. Esto es muy importante ya que va a afectar mucho a la frenada.

La diferencia en frenada entre los diferentes compuestos, no es tanta, es más la durabilidad de la pastilla.

En la orgánica duran menos aunque tienes una frenada óptima prácticamente desde que la pones y no suelen emitir ruidos. Las metálicas tienen una durabilidad superior aunque su frenada óptima comienza a ser notable cuando alcanzan cierta temperatura ( en dos o tres frenadas medio potentes ya las ha alcanzado). También las metálicas son más sonoras. Y las semi, es un compendio entre las orgánicas y las metálicas.

Al igual que las pastillas, en los discos también hay diferentes tipos, pero sobre todo lo que debemos tener en cuenta si lo vamos a sustituir es, principalmente, el tamaño de disco que usamos, que sea el mismo.
En los discos también nos encontraremos diferentes calidades y acabados.

Hasta aquí el mantenimiento de vuestros frenos de disco. Os dejamos el enlace del video donde nuestro compañero Dani os explica perfectamente todo el proceso y de manera más visual para que podáis seguir sus pasos.