Hoy vamos a hablar de una bici que ha podido pasar desapercibida para muchos ciclistas, pese a que cuenta con muchas virtudes, la Conor 6700.

Índice de contenidos


Una bici lógica

Estamos acostumbrados a hablar siempre de bicis con una tecnología poco menos que aeroespacial, pero este blog no desea hablar solo de las excelencias de esas bicis de varios miles de euros. Por eso hoy vamos a hablar de un modelo cuyo PVP no llega a los 500 €.

La Conor 6700 está pensada para personas que quieren una bici económica y desean iniciarse en este maravilloso deporte.

Pensando que muchos lectores no estarán familiarizados con el mercado ciclista, primero hablaremos brevemente de este fabricante navarro. Conor nace en 1990, y desde entonces se ha especializado en bicis económicas, de carretera, de montaña y también en bicicleta infantil. Durante varios años, antes de la irrupción de la Orbea MX, fue un modelo de Conor, la AFX 8500, la bici más vendida en España.


Qué puedo esperar de una bici de menos de 500 €.

Es evidente que por ese precio no podemos esperar sofisticadas tecnologías ni pesos pluma, sin embargo, alguno se sorprenderá con esta Conor 6700. Lo primero es valorar el cuadro, el tipo de aluminio empleado y su geometría.

Un cuadro de aluminio de calidad

La Conor 6700 emplea aluminio de la serie 6061, una de las más populares para los cuadros de bicicletas. El aluminio es un material ligero pero blando, solo cuando se combina con otros metales —en proporciones inferiores al 1 %— se consiguen aleaciones ligeras y resistentes. En concreto, la serie 6061, además de aluminio lleva magnesio, silicio, cromo y, en menor medida, cobre. Esta aleación tiene muchas ventajas para utilizarse en la construcción de cuadros de bicicletas. Tiene una resistencia media-alta, es fácil de soldar, y es muy resistente a la corrosión.

Los cuadros de aluminio se aligeran sometiéndolos a un adelgazamiento que se realiza a base de rebajar el grosor del material en las partes que menos cargas soporta. Es un proceso caro, pero eso no quiere decir que el resto de cuadros, como el que monta la 6700 sea peor. El material es el mismo, la diferencia es que no se le somete a ese proceso que en la industria ciclista se conoce por conificado.  Un cuadro de aluminio de la serie 6061 tiene la misma calidad esté o no conificado; la diferencia es que el cuadro conificado pesa menos.

Geometría

Ante todo, la Conor 6700 está pensada para que sea cómoda. Tiene un tubo de dirección un poco más alto y un reach un poco más corto que una bici semirrígida de gama alta. Ello implica ir en una posición ligeramente más erguida y que su distancia entre ejes sea un par de centímetros menor. No obstante, las diferencias son pequeñas.

Es de agradecer que venga con roscas para montar portabultos, pues es frecuente que este tipo de bicis se empleen para hacer cicloturismo. Son cómodas, resistentes, y se pueden cargar.

Componentes

De entre todos los componentes hay que destacar los frenos hidráulicos Shimano, algo de lo que no todas las bicis de este precio pueden presumir. Los MT 200 son fiables y de mantenimiento sencillo.

La transmisión también corre a cargo de Shimano, y la horquilla es una Zoom con bloqueo y barras de acero.

El resto de componentes, es decir, ruedas, potencia, tija y manillar son de la casa. En el caso de las ruedas son de aluminio de doble pared, y sobre ellas monta unos neumáticos Mitas más que correctos.

Conclusión

En definitiva, la Conor 6700 es una bici semirrígida de 29” muy económica e ideal para todos aquellos que quieran iniciarse en la bici de montaña, o para aquellos que estén pensando en hacer un camino de Santiago. También es una montura que puede ser compatible con uso urbano, pues ya hemos dicho que lleva roscas en el cuadro para alojar portabultos. Además, debido a la forma de su cuadro, es posible electrificarla mediante alguno de los muchos kits que hay en el mercado.

Si deseas hacer algún comentario respecto a la Conor 6700 puedes hacerlo a continuación.