La Laufey no es una bici corriente, eso se nota al primer vistazo, pero esa sensación de estar ante un producto especial se acrecienta cuando te subes en ella y comienzas a pedalear. ¡Ah! Y los más pequeños de tu casa también pueden disfrutar de la misma bici que puede llevar su mamá o su papá. ¿Las habéis visto?

Es una bicicleta original que hasta su nombre es nada usual. No se trata de un nombre inventado, sino que se ha extraído de la mitología nórdica. Laufey fue una diosa que ha dado nombre a una pequeña isla noruega.

Índice de contenidos 

 

Diseño

El diseño de cualquier artículo parte de una premisa inicial: a qué tipo de usuario debe ir destinado.

En este caso la pregunta no es tan fácil de responder, pues se trata de un producto cuya declaración de intenciones es clara, pero cuyo público objetivo es más difuso.

Las bicicletas semirrígidas de trail son una rara avis, y pocas marcas tienen un producto similar. Entonces ¿por qué sacarla?

La contestación, por parte de Orbea, es contundente: para cubrir un hueco del mercado y para ganar aficionados en un segmento que, hasta ahora, no llega a estar definido, pero que en un futuro parece que tendrá muchos más adeptos. 

En España solemos comprar bicis de competición, aunque no pensemos en competir, de ahí que la mayoría de las ventas se centren en un puñado de modelos. Sin embargo, en muchas ocasiones este tipo de producto no se adquiere por el desconocimiento, pues son muchas las marcas e infinidad los modelos disponibles en el mercado. De ahí que Orbea lleve varios años apostando por productos que parecen residuales en nuestro mercado, aunque tengan ventas importantes en países como Francia o Reino Unido, que son casualmente los que más aficionados tienen al trail, enduro y descenso.

¿Para quién es ideal?

Las Laufey son ideales para iniciarse en todo lo que no sea el ciclismo de rally, desde chavales que necesiten desfogarse dando brincos, a ciclistas avezados que tengan buena técnica y prefieran la simplicidad y bajo mantenimiento de una trail semirrígida a una doble.
Al carecer de puntos de giro —y de sus consiguientes rodamientos— el mantenimiento es mucho menor.

Material, tecnología y comportamiento

Poco se habla de la mejora de la calidad de los cuadros de aluminio, pero estos han sufrido una transformación similar a los de carbono como os iremos comentando esas técnicas heredadas de la construcción de los cuadros de carbono a los de aluminio además de tecnologías propias que se han ido aplicando a los cuadros de aluminio.

El cuadro.

Hay que reconocer el esfuerzo que ha hecho Orbea por ofrecer un cuadro de gran calidad a un precio más que competitivo.  

Los tres modelos de la Laufey llevan el mismo, de aluminio hidro formado y triple conificado, y se ha empleado para la unión de sus tubos una técnica que, hasta hace poco, solo era posible en cuadros de carbono: el ensamblaje alejado de las soldaduras. De este modo se gana en fiabilidad y se puede optimizar el diámetro de los tubos, mejorando el peso sin mermar la rigidez ni la durabilidad.

Lleva anclajes ISCG 05 para montar guía de cadena y protector, aunque no viene de serie, y lo vemos como una opción recomendable para aquellos que se pasen el día saltando, pues tal y como viene de serie no es fácil que se salga la cadena.

Con unos buenos zapatos

La Laufey ha sido diseñada para albergar neumáticos de hasta 2,60, que son precisamente los que montan los tres modelos disponibles.

El propósito es claro, poder rodar con estas gomas con baja presión para absorber lo máximo posible las irregularidades del terreno.

Los neumáticos Maxxis de 2,6 son un lujo, por capacidad de absorción, debido a su generosa cota, y por la calidad que muestran al rodar y también para afrontar con seguridad las zonas más técnicas.

Fácil de manejar

La Laufey sorprende en la toma de curvas y en el paso de obstáculos. Es estable a alta velocidad y más tragona de lo que pudiera parecer, pero hay que tener en cuenta de que nos encontramos ante una semirrígida, con las limitaciones lógicas de la ausencia de suspensión trasera.

Esta característica, sumada a la estudiada geometría de su cuadro, de bajo centro de gravedad y larga distancia entre ejes, hace que su comportamiento sea noble y predecible.

También ayuda, como no, las horquillas que montan, de 140 mm de recorrido.

Personalizado MyO

Se puede personalizar mediante el MyO de Orbea. Recordamos que el MyO es la herramienta que tiene Orbea para que el usuario modifique parte de los componentes originales que lleva la bici, amén de poder elegir entre una amplísima carta de colores.

 

Qué nos encontraremos bajo su geometría

En muchos aspectos es calcada a la de la Occam. El ángulo de la dirección es muy abierto, 65,5 º, el del sillín o del tubo vertical (que cada cual lo llama como mejor le parece), es muy cerrado, de 75º.

 

¿Qué significa esto?

  1. El ángulo de dirección abierto implica mayor control en las bajadas.
  2. El del sillín cerrado mejora el rendimiento, al llevar el peso más adelantado.

Estos datos, sumado a un Reach bastante generoso, hace que encima de la bici nos encontremos muy cómodos, a la par que disponemos de una posición idónea para dar pedales.

La bici es larga, y eso se nota cuando debemos afrontar bajadas inclinadas y curvas rápidas.

Más datos interesantes

  1. Al tratarse de una semirrígida, la distancia de las vainas es reducida; 435 mm para albergar ruedas de 29 x 2.6 es una cifra más que contenida. Esto se logra gracias a la ligera inflexión del tubo vertical cerca del eje de pedalier.
  2. Eje de pedalier, por su parte, se sitúa bastante bajo, mejorando el centro de gravedad mientras que el tubo vertical es bastante corto para permitir el empleo de tijas telescópicas muy largas.
  3. Para solventar problemas de rigidez en este punto, han determinado prolongar los tirantes pasando por debajo del tubo horizontal, que se curva cerca de la unión con el vertical, formado un pequeño triángulo que aumenta la rigidez de la zona.
  4. Al ser larga incorpora potencias muy cortas. Lo primero sirve para mejorar el rendimiento, tanto subiendo como llaneando, y lo segundo para mejorar la maniobrabilidad.
  5. Muchas veces ya ni comentamos otros estándares porque han pasado a ser empleados por todos los fabricantes de bicicletas en cualquier modelo —a excepción de las bicicletas cuyo PVP sea inferior a los 1.000 €—. Nos referimos a los ejes Boost o al guiado interno de cables. ¡Es evidente que la Laufey lo lleva!

 

¿Su precio? Mmm, ¡interesante!

No cabe duda de que el precio es un factor decisivo a la hora de escoger cualquier clase de artículo, y en el caso de las bicis esto no es una excepción. Aquí es donde la Laufey saca ventaja a la mayoría de las bicis de estas características. En su aquilatado PVP.

Por eso pensamos que siendo la Laufey, una bici que se ha diseñado para cumplir un doble objetivo, el de divertirse y hacer una inversión moderada, pueda resultar interesante para un público que desconocía este tipo de productos.

Modelos disponibles

Orbea Laufey H-LTDEs el tope de gama y su montaje es el siguiente:

  • Cuadro de aluminio hidro formado y triple conificado.
  • Horquilla Fox Float Performance 34 de 140 mm de recorrido.
  • Cambio Shimano XT y manetas Shimano SLX.
  • Manillar y potencia Race Face.
  • Frenos Shimano Deore.
  • Tija telescópica OC MC20.

El mejor equipamiento de la Laufey para aquellos que lo quieran todo: un gran cuadro, un afamado grupo y una prestigiosa horquilla.

Orbea Laufey H10. Esta maravilla monta:

  • Cuadro de aluminio hidro formado y triple conificado.
  • Horquilla Marzochi Bomber Z2 de 140 mm de recorrido.
  • Cambio Shimano SLX, y manetas Shimano Deore.
  • Frenos Shimano Deore.
  • Manillar y potencia OC1.
  • Tija telescópica OC2.

Una gran opción para aquellos que quieran una bici de trail robusta a un precio competitivo.

Orbea Laufey H30. Va equipada con:

  • Cuadro de aluminio hidro formado y triple conificado.
  • Horquilla Rock Shox Recon de 140 mm de recorrido.
  • Manetas y cambio Shimano Deore.
  • Manillar y potencia OC1.
  • Frenos Shimano MT201.
  • Tija telescópica OC2.


No podemos afirmar categóricamente que no haya nada parecido en el mercado, pero nosotros no lo conocemos. Una bici con un cuadro de aluminio termo formado y triple conificado, con transmisión Shimano Deore 1 x 12, horquilla Rock Shox de aire, tija telescópica, neumáticos Maxxis Rekon y frenos Shimano es una fabulosa elección.

Nuestra prueba y conclusión

La estética de esta bici va ligada a su idiosincrasia. Ni pasa desapercibida por sus singulares formas y por el tamaño de sus neumáticos, ni pasará inadvertida para aquellos usuarios que prioricen la simplicidad y la economía por encima de sofisticados sistemas de suspensión, y la diversión por encima del rendimiento.

Desde que nos subimos en ella, observamos que la bicicleta no nos dá sensación ninguna de ser una bicicleta pesada y la notamos una bicicleta muy ágil. Sobre todo la sensación de ir con ese tipo de ruedas, era como ir subido en una nube a la que pasabas por piedras y raíces. Una sensación difícil de describir y que lo mejor es subirse en ella.

Permite pedalear por pistas y senderos a gran velocidad, y lo bueno es que en las subidas, aunque en su superior peso a una rídida de XCO se notaba, la sensación de agarre de sus ruedas era muy notable.

En las bajadas es sin duda alguna otra bala. Su agarre lateral te permite un paso por curva más rápido.

¡Desde luego que la diversión la tuvimos asegurada!

Esta bicicleta se ha pensado para satisfacer a dos tipos de público: a ciclistas cuya técnica les permita sortear toda clase de obstáculos con la facilidad que otros lo hacen con dobles de trail o enduro, y que además quieren una montura económica y de fácil mantenimiento, y para jóvenes con ganas de progresar en una bicicleta que les dará muchas satisfacciones.

En cualquier caso, se trata de un producto con muy buena relación calidad precio, y que cuenta con un escalonado lógico, pues bastan tres modelos para cubrir este segmento de trail semirrígidas.