A día de hoy, vemos cómo se van incrementando el número de velocidades de nuestras máquinas, siendo muchas de ellas bicicletas de 12 velocidades.
Con el tiempo, esos cambios pueden ir desajustándose y no funcionar correctamente, desde Buhobike nos gustaría enseñaros qué pasos podríais seguir para realizar un ajuste correcto en vuestro cambio de 12 velocidades. ¿Lo vemos?


Índice de contenidos:

Colocaros en un lugar luminoso y cómodo, coger las herramientas necesarias para ello (juego de llaves allen)  y si tenéis, usad guantes para ello. Comenzamos.

1º Inicio del ajuste

Lo primero que debemos hacer es colocar la cadena en el piñón más pequeño para seguidamente soltar el tornillo del cambio que sujeta el cable.

Posteriormente ajustaremos los topes del cambio, son dos tornillos marcados con las letras H (corresponde al piñón pequeño) y L (corresponde al piñón grande).

2º Ajustar el tope del piñón pequeño (H)

El tornillo del tensor de la maneta de cambio debemos dejarlo totalmente roscado a falta de dos vueltas, para tener un poco de margen para que podamos darle un ajuste final.

Si apretamos el tornillo H, lo que hacemos es evitar que la cadena se caiga hacia el cuadro, hay que ajustarlo poco a poco hasta que la cadena quede centrada en el piñón, que no se suba al siguiente piñón ni se caiga a la parte del cuadro.

Ahora cogemos el cable que habíamos soltado previamente y tirando simplemente con los dedos, lo guiamos por la ranura del tornillo que lo va a apretar y lo apretamos.

¡Ojo! si no lo pasamos por la ranura, el cable quedará mal apretado y no nos funcionará correctamente.

3º Controlar la subida de los piñones

El siguiente paso es comprobar visualmente cómo suben los piñones uno a uno.
Comenzamos a dar al pedales con la mano y accionado la maneta de subir piñones, observamos que la cadena va subiendo con soltura en cada uno de los piñones.

Si vemos que le cuesta subir al piñón siguiente, significará que le falta tensión al cable y lo solucionaremos dándole tensión clic a clic con el propio tensor de la maneta de cambio girando en sentido antihorario. Seguimos probando y si vemos que los piñones suben bien, tendríamos la tensión correcta.

4º Ajustar el tope del piñón grande

Una vez en el piñón grande, vamos a ajustar el tornillo del tope L. Lo tenemos que apretar hasta que veamos que el cambio no quiere ir más allá, es decir, que cuando realizamos el cambio del penúltimo piñón al más grande, el tope no va a permitir a la cadena caerse por la parte de los radios de la rueda.

Si nos pasamos con el apriete veremos que le cuesta mucho subir al piñón grande, e incluso no dejándolo subir, por lo que debemos buscar el punto en el que la cadena se quede centrada en el piñón.

5º Ajustar la altura del cambio

Esto lo haremos con el tornillo que aparece directamente enfrentado hacia la patilla del cambio.

En cambios Sram Eagle, este ajuste se hace con una plantilla específica de la marca, pero si no disponemos de esta plantilla, la distancia entre la roldana guía (o superior) y los dientes de la corona más grande, debe haber aproximadamente 1´5cms. Si lo apretamos alejamos el cambio y si lo aflojamos lo vamos acercar a la corona.

Para ajustar la altura en los cambios Shimano de doce velocidades, nos debemos de fijar en una marquita que lleva el cambio en la parte trasera (aparece una línea con un 51T) que tendremos que alinear con la cresta de los dientes del piñón más grande. Y como sucede con el cambio Sram, apretando el tornillo alejamos el cambio y si lo aflojamos, se acerca.

Diferencias con nueve, diez y once velocidades

Hay una pequeña diferencia para el ajuste de los cambios de nueve, diez y once velocidades. Los pasos del 1 al 4 son idénticas, peor la diferencia la encontraremos en el ajuste de la altura del cambio, ya que en el caso de estos números de velocidades, debe estar lo más pegado posible a la corona más grande del cassette pero sin que llega a engancharse o a emitir ruido. Esto lo haremos también con el tonillo anteriormente citado.

6º Controlar la bajada de los piñones

El último ajuste que debemos hacer es controlar la bajada de la cadena de las coronas grandes a las pequeñas. De esta manera vamos a ir dando al pedal y bajando velocidades con el pulsador de cambio, fijándonos en que la cadena caiga perfectamente centrada en cada piñón. Si vemos que quiere bajar varios piñones a la vez, significa que tenemos poca tensión, por lo que debemos de dar fuerza al tensor de la maneta de cambio para que aguante la cadena en su sitio.

Si por el contrario la cadena no baja al siguiente piñón, significará que nos hemos pasado de tensión y habrá que quitarle un poco con el tensor del cambio. Actuaremos así en cada piñón hasta llegar al más pequeño.

Si todo se ha realizado correctamente, tendrás el cambio perfectamente ajustado.
Recordad que en Buhobike somos Fox Service Center y disponemos de taller especializado al cual podéis acudir para realizar cualquier ajuste o mantenimiento de vuestras bicicletas.