HORQUILLAS SUSPENSIÓN

39 Resultados

Exprime hasta el último milímetro de tus suspensiones con nuestras horquillas y amortiguadores para bicicleta de montaña y gravel. Marcas como Fox, Rock Shox o Marzocchi representan la última tecnología en el mundo de la bicicleta.
Horquillas para bicicleta de enduro para quienes disfrutan enlazando mesetas sin tocar el suelo, horquillas para bicis de trail diseñadas para ofrecer la máxima polivalencia tanto subiendo como bajando y horquillas Fox para sacar el máximo rendimiento en bicicletas de XC, Rally o Maratón.
Visita nuestra sección de horquillas y filtra según su recorrido o modalidad para encontrar la mejor opción.

Más información

Filtros activos

Comprar horquillas y amortiguadores de bicicleta en Buhobike

Las suspensiones de una bicicleta son uno de los elementos más importantes, junto al cuadro y las ruedas, ya que no solo el buen funcionamiento de las mismas te aportará seguridad, también requieren de un mantenimiento importante y cuya ausencia, puede salir demasiado caro.
En Buhobike, no solo encontrarás las mejores horquillas y amortiguadores para tu bicicleta, también te aprovecharás de suculentos descuentos.
Ofrecemos un trato totalmente personalizado de ciclista a ciclista donde podrás contactar con un profesional para resolver cualquier tipo de duda que necesites de una forma fácil y sencilla a través de los diferentes canales de comunicación de los que disponemos. Desde nuestro teléfono de atención al cliente 91 772 02 33, donde podrás llamarnos o enviarnos un Whatsapp (sí, puedes enviarnos un WhatsApp al fijo) y responderemos tus llamadas de lunes a viernes de 10 a 20 ininterrumpidamente hasta nuestras redes sociales, Instagram, Facebook o TikTok.

¡Consúltanos cualquier duda que necesites y déjate asesorar por un experto!

¿Qué es la horquilla de una bicicleta?

La horquilla de una bicicleta es la parte del marco que sostiene las ruedas delanteras. Es responsable de soportar el peso del ciclista y de absorber las vibraciones y los golpes del camino. También permite la inclinación del manubrio para permitir la dirección. Pueden ser de acero, aluminio, fibra de carbono o titanio, y pueden ser rígidas o suspensión.

¿Qué es el amortiguador de las bicicletas?

La suspensión en una bicicleta se refiere a la tecnología utilizada para absorber los golpes y vibraciones del camino mientras se monta. Hay dos tipos de suspensión en bicicletas: la suspensión delantera y la suspensión trasera.

  • La suspensión delantera se encuentra en la horquilla y su función es absorber los golpes en la rueda delantera. Esto permite una mayor estabilidad y comodidad en terrenos irregulares.
  • La suspensión trasera se encuentra en el cuadro o en la rueda trasera y su función es absorber los golpes en la rueda trasera, lo que también mejora la estabilidad y la comodidad en terrenos irregulares.
  • Existen diferentes tipos de sistemas de suspensión, incluyendo horquillas con muelle, amortiguadores neumáticos y sistemas de suspensión activa.

¿Qué tipos de horquillas hay para bicicletas?

Existen varios tipos de horquillas para bicicletas, cada uno con sus propias características y beneficios. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  • Horquilla rígida: estas horquillas no tienen ningún tipo de amortiguación y son las más sencillas y ligeras. Son ideales para carreras y uso en terrenos lisos.
  • Horquilla con muelle: estas horquillas cuentan con un muelle interno que ayuda a absorber los golpes del camino. Son ideales para ciclismo de montaña y uso en terrenos irregulares.
  • Horquilla neumática: estas horquillas utilizan un amortiguador neumático en lugar de un muelle para absorber los golpes. Son ideales para ciclismo de montaña y uso en terrenos irregulares.
  • Horquilla de aire: estas horquillas utilizan aire comprimido en lugar de un muelle o un amortiguador neumático para absorber los golpes. Son ideales para ciclismo de montaña y uso en terrenos irregulares.
  • Horquilla telescópica: estas horquillas tienen un tubo interno que se mueve dentro del tubo exterior para absorber los golpes. Son ideales para ciclismo de montaña y uso en terrenos irregulares.
  • Horquilla de carbono: estas horquillas están hechas de fibra de carbono y son muy ligeras y resistentes. Son ideales para carreras y uso en terrenos lisos.
  • Horquilla de suspensión activa: estas horquillas cuentan con un sistema electrónico o mecánico que se activa automáticamente para adaptarse al terreno y mejorar la comodidad y estabilidad.

¿Qué tipos de amortiguadores hay para bicicletas?

Hay dos tipos de amortiguadores, de aire y de muelle. Casi todos los amortiguadores para bicicleta son de aire. El motivo es que los amortiguadores de aire pesan mucho menos. Por eso los amortiguadores de muelle solo se usan en bicis de descenso y en algunas bicis de enduro.
Si estás pensando en cambiar tu amortiguador de aire por uno de muelle, quizá la suspensión no esté diseñada para ello. La progresividad y linealidad de uno y otro no tienen nada que ver.

Dentro de los amortiguadores de aire encontramos varios tipos:

  • Los que tienen una cámara secundaria encargada de controlar la compresión y el rebote según tus necesidades, que se emplean para bicis de trail, all mountain y enduro.
  • Los que tienen el depósito dentro del amortiguador y ambos forman un solo cuerpo.
    Estos son más ligeros y se emplean en rally y trail. El inconveniente es que, al tener un depósito más pequeño e ir alojado dentro del cuerpo del amortiguador, se recalienta con mayor facilidad, endureciendo el amortiguador, pues el aceite, cuando se calienta se dilata, y al no contar con un depósito separado que permita disipar mejor ese calor, el rendimiento del amortiguador baja.
    Pero tranquilos, porque se calienta mucho cuando se hacen bajadas sin parar, como en un bike park, o cuando haces un descenso técnico con un desnivel muy grande.
    En el resto de casos, estos amortiguadores funcionan muy bien, son muy ligeros, se regulan con facilidad y cumplen perfectamente con la misión encomendada.
    Por eso solo se utilizan en bicis de poco o medio recorrido, hasta unos 130 mm aproximadamente. Para bicis con más recorrido lo suyo es montar un amortiguador de doble cuerpo.

¿Qué horquilla de bicicleta me compro?

Como siempre, la primera criba depende del presupuesto de cada uno. Además, la horquilla es uno de los componentes más caros de la bicicleta, sobre todo si es una horquilla de suspensión. Si quieres cambiar la horquilla de tu bici de montaña, la segunda cuestión es ver el rango de productos que encajan en la geometría de tu bici. Por ejemplo, no puedes poner una horquilla de 160 mm de recorrido a una bici de XC. La tercera premisa sería saber qué necesidades tienes y qué tipo de terreno frecuentas. En el caso de que quieras sustituir una horquilla de 100 mm de tu bici de rally que también tiene 100 mm de recorrido trasero, puedes plantarte montar una horquilla de 100 mm de recorrido y barras de 32 mm, o de 100 y 34, pero también admite una horquilla de 120 mm de recorrido y 34 mm de diámetro. En este caso no cambiará demasiado la geometría de tu bici (el ángulo de dirección será aproximadamente un grado más lanzado).

¿Qué amortiguador de bicicleta me compro?

El cambio de amortiguador dependerá de tu presupuesto y de las características de tu bici. Incluso puedes tener dos amortiguadores con la misma distancia entre ejes, pero con distinta carrera ?con lo cual, el recorrido de la suspensión trasera variará?. De esta manera, podrás tener «dos bicis en una». Pongamos un ejemplo. Tienes una bici de trail de 130 mm de recorrido trasero pero que monta una horquilla de 140 o de 150 mm. Viene de serie con un amortiguador de un solo cuerpo de medidas 210 x 50. Si pones un amortiguador de doble cuerpo de 210 x 55, el recorrido de la suspensión trasera habrá pasado de 130 a 140 o a una cantidad aproximada (dependerá de la desmultiplicación del sistema de suspensión de tu bici). De este modo puedes tener una bici más ligera para rutas largas (es más ligera porque el amortiguador pesa menos) y otra más indicada para rutas técnicas. Lo mismo ocurre si tienes una bici de enduro y quieres un amortiguador de muelle para los días que vayas a un bike park. Lo bueno que tiene este tipo de cambios, es que la sustitución del amortiguador es muy sencilla.

A la hora de adquirir un amortiguador para nuestra bicicleta, debemos tener en cuenta aspectos como el presupuesto, la medida y el tipo de ciclismo que practiquemos.

  • El presupuesto:determinará el modelo de amortiguador a escoger, ya no solo en cuanto a la gama, sino a la cantidad de ajustes que dispondremos, ya que por lo general, los amortiguadores de gama inferior o gama accesible, suelen disponer de menores ajustes, aunque no siempre sea así.
    Por ejemplo, la gama Factory y la gama Performance de Fox, ofrece en amortiguadores de XC los mismos ajustes, diferenciándose únicamente en el peso.
  • El tipo de ciclismo:Si el uso que le daremos a la bicicleta es más bien agresivo y rodamos por zonas técnicas y complicadas, necesitaremos poder variar su comportamiento para adecuarlo a los diferentes terrenos y condiciones; este tipo de amortiguadores, suele poseer una cámara secundaria que se encarga de ajustar esos parámetro
    No es lo mismo hablar de amortiguadores de DH que de Rally. Los primeros ofrecen una amplia gama de ajustes que van desde la compresión hasta el rebote, tanto a alta como a baja velocidad. Mientras que los amortiguadores de Rally, cuentan con posiciones predefinidas de compresión o rebote y varían principalmente en el peso.
  • La medida correcta:Para escoger el amortiguador correcto, debes medir el que tienes actualmente montado desde los dos puntos de anclaje, eso determinará la longitud del amortiguador en milímetros: luego, con él en reposo, deberás medir el recorrido del vástago.
    Los amortiguadores disponen de un abanico enorme de posibilidades para poder adaptarse a los diferentes cuadros, ya que el recorrido de la bicicleta, viene determinado por el mismo y en una marca, un amortiguador con 55 mm de carrera, puede dar 130 mm de recorrido, pero en otra marca, el mismo amortiguador puede dar 140 mm. Ese factor de multiplicación se conoce como Leverage Ratio y se calcula dividiendo el recorrido de la rueda entre el del amortiguador, así 130mm dividido entre 65mm de amortiguador, da un resultado de 2, por cada milímetro que se mueve el amortiguador, el recorrido de la rueda es 2 veces más.