REPUESTOS RUEDAS

11 Resultados

¡Potencia tus ruedas y acelera tu aventura en bicicleta! Descubre aquí los repuestos más increíbles para tus ruedas y dale un impulso extra a tu pedaleo. Desde llantas ultra resistentes hasta radios de alta durabilidad y rodamientos de primera calidad, contamos con todo lo que necesitas para mantener tus ruedas girando suavemente. No dejes que un pinchazo arruine tu ruta, ¡explora nuestra selección de repuestos ahora mismo y sigue pedaleando sin límites!


Más información


Filtros activos


Comprar repuestos para ruedas de bicicleta en Buhobike


¡Encuentra los mejores repuestos de ruedas para tu bicicleta en nuestra tienda online de ciclismo! Explora nuestra amplia selección de repuestos de alta calidad para mejorar el rendimiento y la durabilidad de tus ruedas. Nuestra categoría de repuestos de ruedas incluye desde ejes y cámara hasta válvulas y adaptadores. Con marcas reconocidas y piezas compatibles con diversos tamaños y tipos de bicicletas, estamos comprometidos en proporcionarte opciones para todas tus necesidades de reparación y actualización de ruedas. No importa si eres un ciclista aficionado o un profesional exigente, aquí encontrarás los repuestos ideales para mantener tus ruedas en perfecto estado.


Te ofrecemos un trato totalmente personalizado de ciclista a ciclista donde podrás contactar con un profesional para resolver cualquier tipo de duda que necesites de una forma fácil y sencilla a través de los diferentes canales de comunicación de los que disponemos. Desde nuestro teléfono de atención al cliente donde podrás llamarnos o enviarnos un Whatsapp (sí, puedes enviarnos un whatsapp al fijo) y responderemos tus llamadas de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 ininterrumpidamente, hasta nuestras redes sociales, Instagram, Facebook o TikTok.


¡Consúltanos cualquier duda que necesites y déjate asesorar por un experto!


¿Qué mantenimiento requiere una rueda de bicicleta?



Dependiendo del tipo de rueda de bici, el mantenimiento puede variar algo, pero siempre tiene en común varias características. Veamos cuáles. 



  • Supervisar la tensión de los radios: para lo cual basta con hacer una ligera presión con los dedos en los radios. Si vemos que, aproximadamente, todos los radios tienen la misma tensión, lo dejamos como está, y si vemos que hay mucha diferencia entre unos y otros, entonces habría que colocar la rueda en el centrador y retocarlos uno a uno. Si no se dispone de centrador lo mejor es llevarlo a un taller, porque si se hace a ojo, lo más probable es que lo dejemos peor de lo que estaba.

  • También hay que comprobar el estado del fondo de la llanta: si está deteriorado puede perforar la cámara, y mientras no lo sustituyamos pincharemos continuamente. En el caso de que el neumático y la rueda estén tubelizados, si el fondo de llanta está en mal estado, la cubierta siempre perderá aire.

  • Hay que fijarse en que la rueda esté centrada: para que una rueda esté descentrada, puede haber dos motivos. Uno es que los radios tengan distinta tensión, y el otro es que la llanta esté deformada. En el primer caso se obrará como ya dijimos. En el segundo, si la llanta es de aluminio y la deformación es poca, con cuidado se puede intentar que vuelva a su posición inicial, si es mucho no lo intentes porque se puede quebrar. Si la llanta fuera de acero, sería más sencillo, pues el acero es más dúctil y nos deja más margen de maniobra. Si la llanta fuera de carbono no hay posibilidad de hacer nada porque no se dobla, una vez que pasa un determinado umbral se rompe.

  • Después habría que revisar la facilidad con que gira la rueda: si vemos que va como frenada, habrá que engrasar o cambiar los rodamientos del buje.

  • Por último, es aconsejable revisar las cabecillas de los radios: hay algunos fabricantes que aconsejan cambiarlas cada dos años, pero nos parece excesivo.



¿Cómo saber si los rodamientos de una rueda están en buen estado?



Para saber si los rodamientos están gripados basta con hacer girar la rueda y observar si hace algún ruido raro o si se para con demasiada facilidad. Lo mismo ocurre cuando montamos. Hay veces que los bujes suenan diferente, y eso suele ser porque están mal lubricados o porque hay algún rodamiento en mal estado. Si el rodamiento está muy deteriorado incluso puede hacer que la rueda vibre. 


Otra manera de saber si debes hacer el mantenimiento a los bujes es por las horas de uso. No se puede dar unas horas de uso determinadas, porque la suciedad que acumulan los rodamientos depende sobremanera de por dónde circulemos y de nuestra manera de montar. No es lo mismo un uso intensivo por zonas con barro, que un uso moderado por terreno seco. Es razonable hacer un mantenimiento anual a los bujes de las ruedas si usas con frecuencia la bici. Ten en cuenta que, en función de la marca de los bujes, el mantenimiento y los útiles que deberás emplear también serán diferentes.



¿Cuándo debo revisar el fondo de llanta de una rueda de bicicleta?



Los fondos de llanta propiamente dichos son los que se emplean para poner en llantas no tubeless. Debido al uso, los fondos de llanta se van deteriorando, y llegará un momento en que pincharás continuamente. El motivo es que el fondo de llanta se habrá cuarteado, estará roto o tendrá algún agujero o raja. Es normal que esto ocurra, porque la función del fondo de llanta es proteger la cámara de las aristas de la llanta y de los agujeros donde se ubican los radios. 


Lo único que tienes que hacer es sustituir el fondo de llanta viejo por uno nuevo. Procura que sea una banda que al ponerla tenga cierta tensión y que sea de una longitud y anchura igual que tu llanta de la bicicleta.



¿Cuándo debo revisar la cinta para tubelizar de una rueda de bicicleta?



La cinta para tubelizar es una cinta adhesiva que se pone en la parte interna de la llanta para evitar que el neumático pierda aire. Hay cintas finas y flexibles y otras más gruesas y rígidas. Las primeras se deben emplear para llantas con un canal central profundo. Las segundas se emplean en el resto de casos, pues se adaptan mejor a casi todas las llantas y su durabilidad es mayor. 


Es muy importante utilizar el ancho de cinta que tenga la llanta. Si tu llanta es de 30 mm y le pones una cinta de 25 mm, seguro que perderá aire, y si, por el contrario, utilizas una cinta de mayor ancho que la anchura interna de la llanta, te será casi imposible meter un neumático y, además, tampoco tiene porque quedar estanco. Se recomienda cambiar la cinta cada tres veces que recargues de líquido antipinchazos la cubierta, porque con el uso, la cinta suele despegarse, romperse o rajarse.



¿Cómo centrar una rueda de bicicleta?



Es mejor llevar la rueda de la bicicleta a un taller para centrarla, ya que tienen el conocimiento y las herramientas adecuadas. Esto garantiza un mejor resultado y puede ser más rentable en comparación con intentar hacerlo uno mismo y correr el riesgo de dañar la rueda.


El coste de las herramientas para las veces que se realizan estos ajustes no suele salir a cuenta para el ciclista promedio, además el realizarlo conlleva de tiempo y hacerlo muy bien para dejarlo ajustado perfectamente, lo cual para muchos puede ser demasiado dado el coste que puede tener en un taller.